Los beneficios secretos del ejercicio

Hoy en día, la ansiedad y el estrés están a la orden del día: parece imposible mantener la calma y esas sensaciones por lo regular terminan afectando el resto de nuestras actividades que van desde el terrible insomnio hasta dejar de cuidar lo que comemos. Aun así, existe una solución a todos nuestros problemas que no siempre pareciera ser tan evidente: el ejercicio.

Más allá de lo que ya sabemos, incorporar ejercicio en tu rutina tiene una serie de beneficios que no siempre tenemos presente, pero que terminan siendo súper relevantes para nuestro día a día. Sin importar el tipo de rutina que lleves, la constancia es lo que te permitirá ir desbloqueando cada logro hacia una vida más tranquila y balanceada.

Tu memoria al cien
Está comprobado que el ejercicio ayuda a que el cuerpo produzca los químicos necesarios para proteger las neuronas y reducir el envejecimiento de los tejidos en el cerebro, especialmente en el hipocampo, algo que hace maravillas cuando se trata de evitar la falta de memoria y atención.

Olvídate de las enfermedades
El sistema inmunológico y el ejercicio tienen una relación indiscutible cuando se trata de combatir enfermedades: la gente que es más activa tiende a aumentar la actividad de las células T, que son justo las que se vuelven clave frente a la gripe y resfriados. También, existe un sinnúmero de síntomas de padecimientos crónicos que pueden disminuirse o aliviarse con el ejercicio considerando que por lo regular tienden a aparecer en gran parte por la falta del mismo.

Equilibra tu flora intestinal
El tracto gastrointestinal está directamente relacionado con nuestras actividades para bien y para mal.

Además de una alimentación balanceada, nuestro sistema necesita ejercicio y movimiento para que las bacterias que se encuentran en la flora intestinal nos ayuden a evitar inflamaciones, obesidad e incluso padecimientos cardiacos.

Promueve la buena onda
Seguro has escuchado en más de una ocasión que el ejercicio libera endorfinas, los neurotransmisores responsables de la euforia y la felicidad. Además de ser súper cierto esto, los beneficios a largo plazo pueden significar incluso olvidarte de la depresión y la ansiedad al ser una gran fuente de dopamina que también tiene un efecto en la zona del cerebro encargada del placer.

Duerme como bebé
Hay estudios que comprueban la eficacia del ejercicio contra el insomnio al mejorar la calidad del sueño gracias al proceso de regulación de temperatura y regeneración de tejidos que se activa cada que te ejercitas. En teoría, mientras más aeróbica sea tu práctica, más puedes llegar a notarlo al momento de descansar, pero todo ayuda, especialmente la constancia: además de descansar mejor, notarás cambios
positivos en tu humor y en tus emociones por haber dormido como se debe.
————

¿Estás buscando mantenerte en forma? Conoce más sobre el programa #ANSAnywhere en donde podrás tener acceso a más de 50 rutinas, contenido exclusivo y guías de entrenamiento diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *