Los 10 superfoods del mes

Seguramente has escuchado hablar de los superalimentos o superfoods en más de una ocasión y te los has encontrado en los pasillos del súper on en tiendas de productos orgánicos. Actualmente podemos encontrar bajo la etiqueta de superfood muchísimos alimentos que se han ido poniendo y quitando de moda principalmente por su origen exótico que, combinado con un gran aporte nutricional, los hacen productos súper llamativos para nuestro consumo. 

La realidad es que una gran lista de cosas que siempre hemos tenido cerca también califican como super alimentos y el objetivo de esta lista es abrirte el panorama a que hay un gran número de productos que puedes incorporar a tu dieta gracias a la gran cantidad de nutrientes que te generarán saciedad y que probablemente no sabías que también estaban en esta categoría. 

Aguacate 

Además de ser uno de los toppings favoritos de la comida mexicana, el aguacate ha cobrado muchísima relevancia a nivel mundial desde su presencia en los avo-toasts, hasta considerarse una delicadeza en países como Japón, quienes lo conocen como “la mantequilla del bosque”. 

El aguacate es una fruta alta en grasa monoinsaturada o “grasa buena” que te puede ayudar en temas de colesterol y sobrepeso si lo incorporas a tu dieta de una manera inteligente. 

Alga

Probablemente tengas muy presente el alga gracias al nori (con lo que regularmente envuelven los rollitos de sushi) o por la seaweed salad que cada vez aparece más en los menús de los restaurantes japoneses. Pero, tal vez lo más interesante es que ha sido nombrada incluso como el “alimento del milenio” por la ONU haciéndola la reina de todos los superfoods gracias a su interminable lista de beneficios. 

¿Sabías, por ejemplo, que la razón de la presencia del Omega-3 en el pescado es gracias a las algas? Es lo que comen. Por eso, este alimento es una muy buena fuente de este ácido graso para quienes sigan una dieta vegetariana y vegana. 

Hay muchas presentaciones de alga y la podrás encontrar principalmente como espirulina en el pasillo de los alimentos especiales, pero también puedes buscar las AFA o clorela, que por lo regular vienen en polvo. Si quieres algo más para cocinar, te sugiero buscar hojas de nori que pueden ser un muy buen topping para tus bowls, sushi, temaki y hasta sopas. 

Betabel

Rico en fibra, el betabel ha estado en la dieta desde hace tiempo y su color rojo intenso, generado por las antocianinas, lo hace un poderoso antioxidante que es conocido por ser un gran aliado cuando se trata de perder peso y mejorar la digestión, así como fortalecer el sistema inmune e incluso evitar enfermedades cardiovasculares. 

Aunque toma tiempo llegar al punto perfecto cuando se trata del tiempo de cocción del betabel, este tubérculo lo puedes comer crudo o cocinado como acompañante en ensaladas, jugos, sopas, e incluso utilizar las hojas para un toque fresco. En formato de jugo, te ayuda a aumentar la resistencia y reducir la fatiga, además de ayudarte a nivel muscular, por lo que te recomiendo tomarlo antes de tu rutina. 

Cacao

Base de uno de nuestros guilty pleasures por excelencia, el cacao cuenta con una carga histórica importantísima para nuestro país. Existen registros de los Olmecas como primera cultura cercana al cultivo y consumo del cacao, que ha estado presente desde ese entonces como parte fundamental de la dieta, e incluso como moneda en México. 

Aunque el chocolate amargo procesado en pocas cantidades es un buen acompañante de tu dieta, el cacao en crudo cuenta con mucho más beneficios que van desde hidratar y tonificar tu piel, facilitar la digestión, aumentar el desempeño cognitivo, e incluso aumentar los niveles de serotonina, ideal para combatir la depresión. 

Espárrago

Cuando se trata de antioxidantes, los espárragos son una de las mejores fuentes vegetales bajos en calorías que además son muy fáciles de incorporar a tu dieta. Sus beneficios incluyen la pérdida de peso y mejor digestión gracias a su gran contenido de fibra. 

Durante el embarazo, los espárragos se convierten en un gran aliado al ser una excelente fuente de ácido fólico o vitamina B9, que ayuda a la formación de glóbulos rojos y el ADN necesario para el crecimiento y desarrollo saludables. 

Granada

Al estar justo en la temporada de chiles en nogada, no podíamos dejar de lado la granada, una fruta muy especial que vale la pena consumir como superfood. Los granos y semillas de la granada están cargados con nutrientes, fibra y proteína, además de vitaminas C y K, ácido fólico y potasio. 

Aunque contiene también un poco de azúcar (24 gramos, 144 calorías), los beneficios de la granada van desde propiedades antiinflamatorias hasta reducción en la presión sanguínea, y hay mucha investigación alrededor del uso del extracto de granada como parte de la dieta en casos de artritis e incluso cáncer de mama, que siguen intentando confirmar esta fruta como un apoyo ideal para nuestro cuerpo. 

Kéfir

También conocido como búlgaros, éste alimento probiótico tiene una consistencia similar al yoghurt líquido y cuenta con levaduras y lactobacilos que funcionan como bacterias saludables para tu intestino. 

Para muchas un gusto adquirido debido al proceso de fermentación que requiere, lo puedes preparar con lácteos, aunque también hay versiones a base de agua de coco que mantienen los beneficios para tu cuerpo. 

Kimchi

El kimchi es un alimento fermentado tradicional de Corea que cuenta con una carga histórica en la cultura asiática, así como un sinnúmero de beneficios para tu salud. Normalmente se prepara con vegetales como rábano, apio, pepino, berenjena y cebolla, que pasan por un proceso de fermentación y están sazonados con azúcar, sal, jengibre, ajo y chile. 

Con tan sólo 23 calorías por porción, el perfil nutricional del kimchi cuenta con fibra, sodio, vitaminas B6, C y K, ácido fólico y hierro, entre otros, además de contar con probióticos que se activan gracias al proceso de fermentación y pueden ayudar al tratamiento de padecimientos como el cáncer, estreñimiento y condiciones en la piel.  

Matcha

El matcha es uno de los superfoods que empezó a ponerse de moda desde hace tiempo y apareció en postres y bebidas que empezamos a reconocer como pariente lejano del té verde. Este tipo de té en polvo cuenta con los nutrientes de la hoja completa, que se traduce en una mayor cantidad de cafeína y antioxidantes.

Existen varios estudios que demuestran los beneficios del matcha cuando se trata de una mejor función cerebral, así como la disminución de enfermedades hepáticas e incluso como un aliado contra el crecimiento de las células cancerígenas. Es muy fácil de preparar e idealmente se toma con agua caliente, aunque actualmente existen muchas recetas para incorporarlo en smoothies, lattes y postres. Tómalo con moderación.

Pimienta 

Presente en casi todas las alacenas del mundo (al menos de que de plano no te guste), normalmente se da por sentado esta especie y no se piensa como un alimento saludable, cuando cuenta con propiedades que pueden ayudarte sin duda. 

La “reina de las especies” cuenta con un antioxidante conocido como piperina que ayuda contra el daño celular provocado por los contaminantes a los que naturalmente estamos expuestas como rayos del sol y contaminación. También se ha comprobado que ayuda a la absorción de nutrientes y reduce el apetito; además, puedes incorporar la pimienta prácticamente a todo lo que cocines, dándole un toque especial a tu dieta, tu cocina y a tu cuerpo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *