Come saludable, incluso en el aislamiento

Las incontables semanas de encierro han provocado distintas reacciones en todos nosotros que llegan a traducirse en acciones que terminan por no encantarnos, o en descuidos por una nueva rutina a la que no nos terminamos de acostumbrar. 

Nos encontramos actualmente en una época que, aunque entendiendo que es muy diferente para todos y cada quién tiene su propia situación, es importante intentar cuidar lo mejor posible todo aquello que sí podemos controlar, por ejemplo: lo que comemos. 

Aun así, es relativamente fácil poner orden, planear y comer de manera inteligente y saludable, incluso cuando estamos aislados: 

Ponte un límite

El aburrimiento y el cansancio generan una necesidad casi inmediata de pedir comida a domicilio y esto, además de afectar los gastos, se puede convertir en un riesgo constante de no comer bien. 

Sabemos que es importante ayudar nuestros lugares favoritos y las órdenes sin duda son un gran apoyo, pero también es importante que sepas ponerte un límite en este tipo de consumos, pues al no estar en control de la preparación de los alimentos, también se pone en riesgo cómo nutrimos nuestro cuerpo. 

Sube tus defensas

Integra en tu dieta todos los alimentos que le ayuden a tu sistema inmunológico, en una visita rápida al súper o al mercado puedes conseguir los básicos que te pueden ayudar a evitar infecciones, enfermedades y resfriados. Intenta siempre tener a la mano lo siguiente:

Jengibre – Ayuda a reducir inflamaciones en la garganta, náusea e incluso hasta dolores crónicos. 

Té verde – Los flavonoides son un tipo de antioxidante buenísimo que se encuentra tanto en el té verde como en el té negro.

Almendras – La vitamina E presente en este tipo de nueces ayuda a manera de antioxidante y  además son una muy buena opción como snack. 

Espinaca – Además de contar con vitamina C, la espinaca cuenta con beta-caroteno y antioxidantes: todo un combo contra enfermedades e infecciones. 

Ajo – Es prácticamente la base de la cocina y hay muchos mitos alrededor de si es mejor comerlo en ayunas o crudo, pero mientras lo tengas presente, será el mejor aliado para tu salud y tu sistema inmunológico. 

Pimiento rojo – Este tipo de pimientos tiene más vitamina C que algunos cítricos y es una gran fuente de vitamina A, que te ayuda a tener piel y vista saludables.

Cítricos – Tenemos una de las variedades más amplias y disponibles de cítricos siempre a la mano, nunca dejes de lado cualquier opción desde limones hasta toronjas para siempre tener un boost de vitamina C en tu sistema. 

Cocina “from scratch”

Aunque toma tiempo, preparar tus alimentos desde cero tiene muchos beneficios para tu salud y en general: podrás controlar todo lo que llevas a tu plato desde el principio y siempre tendrás un poco más de comida a la mano, incluso para esos días que no tengas tantas ganas de cocinar. 

Planear bien tu semana también se traducirá en gestionar mejor tus gastos y en realmente comer mejor, hacer una salsa para pasta desde cero, por ejemplo, en lugar de comprarla hecha, será comida mucho más fresca, sin conservadores y nutritiva para ti y para tu familia. 

————

¿Estás buscando mejorar tu cuerpo además de llevar una buena alimentación? Conoce más sobre el programa #ANSAnywhere en donde podrás tener acceso a más de 50 rutinas, contenido exclusivo y guías de entrenamiento diario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *